Ciencia

Nueva cepa del virus de gripe porcina detectada en China tiene “potencial pandémico”, advierte estudio

Tabla de contenidos

NeedPix 

Un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences encontró que una cepa del nuevo virus de la gripe porcina (llamaba G4 EA H1N1) podría causar una nueva pandemia. Los estudios de laboratorio han demostrado que puebla fácilmente las células epiteliales del tracto respiratorio humano, y más del 10% de los trabajadores de granjas porcinas chinas tienen anticuerpos contra ella.

Contexto

En 2009–2010, se produjo una pandemia de gripe causada por el virus A/H1N1, cepa H1N1pdm2009. Los primeros casos de la enfermedad se registraron en Estados Unidos y México en abril de 2009, y luego, en unos pocos meses, la infección se extendió por todo el mundo. Según el CDC de EE. UU., entre 151,700 y 575,400 personas murieron en el primer año de la circulación del virus.

El A/H1N1 resultó ser especialmente contagioso y peligroso, ya que apareció como resultado de un reordenamiento: la mezcla del material genético de varios virus. El A/H1N1 tiene material genético de los virus de la influenza que infectan a los cerdos (de ahí el nombre de porcina), aves y humanos.

Cuando esto sucede, el nuevo virus a menudo adquiere la capacidad de infectar especies que antes eran inmunes. Por lo tanto, vale la pena estudiar qué virus infectan a los animales con los que tenemos contacto: agrícolas, mascotas, aquellos que a menudo se convierten en presas de los cazadores, etc. Son sus patógenos los que tienen más probabilidades de convertirse en virus que infecten humanos debido al reordenamiento.

El nuevo estudio

Por lo tanto, investigadores de varias instituciones científicas en China, dirigidas por Jinhua Liu de la Universidad Agrícola de China, verificaron qué virus de la gripe circulaban entre los cerdos en las granjas chinas en las 10 provincias más “porcinas” en 2011-2018, y determinaron cómo cambió su ocurrencia con los años.

Para esto, los científicos tomaron muestras nasales de animales sacrificados para carne (29,918 muestras), y también hicieron homogeneizado de pulmones de cerdos con signos pronunciados de infección respiratoria (1016 muestras). Los virus se detectaron por reacción en cadena de la polimerasa: analizaron principalmente los genes de las hemaglutininas (H) y las neuraminidasas (N). Sus secuencias se compararon con las ya conocidas para otras cepas.

El genoma de una de las 179 especies de virus encontradas, que tiene la estructura más cercana a los genes H y N de la cepa H1N1pdm2009, fue completamente secuenciado. Los investigadores evaluaron en cultivos de células epiteliales traqueales con qué facilidad se unía a diferentes versiones de la sialoglicoproteína SAα2,6Gal, una de las moléculas clave para la infección con los virus de la influenza.


Honglei Sun et al. / Proceedings of the National Academy of Sciences, 2020

Además, los autores analizaron los datos de las pruebas inmunológicas de 338 trabajadores de 15 granjas porcinas, en las cuales se detectó la presencia de anticuerpos contra ciertas cepas de virus de la influenza durante 2016-2018. Se compararon con los resultados de pruebas similares de 230 personas que no participan en la cría de animales.

Resultó que, en 2016, una nueva cepa del virus de la gripe H1N1, que los autores llamaron G4 EA H1N1, comenzó a propagarse rápidamente entre los cerdos chinos, y desde entonces se ha encontrado con más frecuencia que otros. Aparentemente, G4 EA H1N1 apareció como resultado del reordenamiento de las cepas A/H1N1 de Eurasia y América.

En experimentos con cultivos celulares, se asoció preferiblemente con la versión “humana” de la sialoglicoproteína SAα2.6Gal. Una serie adicional de experimentos con hurones (estos animales se usan con mucha frecuencia para evaluar vacunas y medicamentos contra la gripe) mostró que G4 EA H1N1 se transmite fácilmente de un animal a otro.

Potencial pandemia

En los trabajadores de granjas porcinas, se detectaron anticuerpos contra el virus en el 10,4% de los casos, en personas no relacionadas con la agricultura, en el 4,4% de los casos. El efecto se mantuvo después de tener en cuenta la posible reactividad cruzada con H1N1pdm2009 (es decir, la variante cuando los anticuerpos eran para la cepa que causó la pandemia en 2009, y no para el nuevo virus).

Todo esto (proximidad a los humanos, una gran proporción de personas con anticuerpos contra la cepa, la facilidad de unión a la glucoproteína deseada y la transmisión de un individuo a otro) indica que G4 EA H1N1 puede causar una nueva pandemia en los próximos años. Por lo tanto, los autores señalan la necesidad de comenzar inspecciones periódicas de los criadores de cerdos, así como de los mismos cerdos, para detectar infecciones asociadas con los virus de la influenza lo antes posible.

En 2016, científicos estadounidenses descubrieron que la gravedad de la gripe causada por una cepa particular del virus se puede estimar por el año de nacimiento del paciente. Depende de qué tipos de virus haya encontrado una persona en la infancia, y dicha información se puede obtener al conocer su prevalencia en una estación en particular.

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.  

N+1: artículos científicos, noticias de ciencia, cosmos, gadgets, tecnología

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Entradas relacionadas